ginebra

una noche otra noche Hoy llegué de viaje, después de una semana en Ginebra.

La última noche en la ciudad di la vuelta al lago -como hace muchos años con Estian y Jan.

No tengo fotos de esa noche. Perdí la cámara la mañana misma en la que me volvía, en algún lugar de la ciudad vieja.

A Jan volví a verlo un par de veces después. A Estian una vez más, al año siguiente, y nunca más.

Nadie sabe de él o, mejor dicho: tod*s sabemos lo mismo. Que se fue de Sudáfrica. Que se fue a la India. Que nadie sabe más de él, excepto eso mismo: que nadie sabe nada más.

A veces mi cuerpo sobrevive en su abrazo.

Su ausencia me cala hasta los huesos.

Anuncios